Tecnologia alimentaria
Estamos a tu servicio 91 747 98 15

Antimohos.

Los antimohos son productos absolutamente indispensables para alargar el tiempo de vida útil de algunas especialidades como pan de molde, pan de hamburguesas,…

Solicite su muestra de antimohos ahora.

En Flavorix le ofrecemos los siguientes productos inhibidores de hongos y mohos:

Ácido sórbico. E-200.

El ácido sórbico se encuentra en forma natural en las bayas inmaduras del árbol serbal de cazadores. Fue sintetizado hacia 1900 y se empezó a emplear como conservante sobre 1940.

Actualmente, en forma de ácido o como sorbato, es el conservante más utilizado por la industria alimentaria. La razón principal es su falta de toxicidad, además de que su uso no aporta sabores ni aromas extraños al alimento.

El ácido sórbico es especialmente  eficaz contra los mohos y previene el crecimiento de hongos en productos que contengan fruta (mermeladas, por ejemplo).

Apariencia: Gránulos blancos, cristalinos.
Aplicaciones: Panadería, repostería y pastelería,  derivados cárnicos, quesos, productos lácteos, compotas, acompañamientos, fruta desecada y bebidas refrescantes.
El ácido sórbico tiene otras aplicaciones, entre ellas, la conservación de productos a base de patata.
Envases: 5 Kg. y 25 Kg.
Sorbato potásico. E-202.

El sorbato potásico es una sal especialmente  eficaz contra los mohos.

Puede ser utilizado si ningún problema en alimentos tratados con calor.

Apariencia: Gránulos blancos
Aplicaciones: Panadería, repostería y pastelería, derivados cárnicos, quesos, productos lácteos, y bebidas refrescantes.
Envases: 5 Kg. y 25 Kg.
Benzoato Sódico. E-211.

El benzoato sódico es muy usado como conservante, matando eficientemente a la mayoría de levaduras, bacterias y hongos. Llega a inhibir el crecimiento de algunas especies con concentraciones de solamente 0,01%, pero generalmente son necesarias concentraciones superiores.

Actúa inhibiendo el metabolismo del acetato y la fosforilación oxidativa

El benzoato sódico sólo es efectivo en condiciones ácidas, generalmente por debajo de pH 5, y en algunas especies solamente por debajo de pH 4… Es un conservante barato.

Apariencia: Polvo blanco.
Aplicaciones: Verduras en vinagre, mermeladas y gelatinas bajas en azúcar, frutas confitadas, semiconservas de pescado, salsas, etc.
Envases: 5 Kg. y 25 Kg.
Metabisulfito sódico. E-223.

Además de su acción contra los microorganismos, los sulfitos actúan como antioxidantes, inhibiendo especialmente las reacciones de oscurecimiento producidas por ciertas enzimas en vegetales y crustáceos

Aspecto: Polvo cristalino.
Aplicaciones: Panadería, repostería y pastelería derivados cárnicos, quesos, productos lácteos, bebidas refrescantes y bebidas alcohólicas.
Envases: 5 Kg. y 25 Kg.
Metabisulfito potásico. E-224.

Es un potente conservante sintético. Se obtiene derivado de la combustión de minerales que contienen azufre.

Los conocidos sulfitos que lleva el vino se forman al poner en contacto el dióxido de azufre con disoluciones alcalinas. Se utiliza para prevenir enzimas y bacterias.

Aspecto: Polvo blanco.
Aplicaciones: Se emplea en vinos, cervezas, ensaladas, caramelos, zumos de frutas, jugos, yemas de huevo y productos que contienen huevo. También se utiliza como mejorador del pan, ya que su acción mejora la capacidad de amasado del pan. No está permitido en productos cárnicos, ya que podría enmascarar el deterioro bacteriano caracterizado por la decoloración.
Envases: 5 Kg. y 25 Kg.
Propinato sódico. E-281.
Propinato cálcico. E-282.

El ácido propiónico es un ácido graso de cadena corta, y sus sales, se usan como conservantes alimentarios desde los años cuarenta, especialmente en panadería.

Es el más efectivo contra los mohos de todos los conservantes, pero es poco eficaz contra las levaduras y bacterias aunque con alguna excepción.

Se utilizan especialmente las sales, ya que el ácido tiene un olor muy fuerte.

Es un conservante fundamental en la fabricación del pan de molde. Esta aplicación por sí sola hace que, si se exceptúa la sal común, sea el conservante más utilizado en el mundo.

También se utiliza en algunos productos de repostería.

Aunque el que se utiliza en la industria procede de síntesis química al igual que sus sales, el ácido propiónico está bastante extendido en la naturaleza.

Propinato sódico. E-281.
Apariencia: Polvo blanco.
Envases: 5 Kg. y 25 Kg.
Propinato cálcico. E-282.
Apariencia: Polvo blanco.
Envases: 5 Kg. y 20 Kg.
 

Para información o consulta sobre otros productos antimohos Contacte  con nuestro Departamento Comercial.