Tecnologia alimentaria
Estamos a tu servicio 91 747 98 15

Conservantes.

LOS ALIMENTOS HAN DE ESTAR EN BUEN ESTADO.

 

Los conservantes se han convertido en un componente indispensable de los alimentos que consumimos. Esto es debido a que cada vez demandamos una mayor gama de productos alimenticios, y a las estrictas normas de seguridad alimentaria que nos hemos impuesto.

Conservar es mantener el mayor tiempo posible el grado más alto de calidad de un alimento tratando de disminuir los efectos de los diversos mecanismos de alteración debidos a la acción de agentes químicos (oxidación), físicos (temperatura y luz) o biológicos (microorganismos).

Todos los tratamientos físicos y químicos de conservación (temperatura, deshidratación) modifican las características organolépticas del producto, salvo el uso de aditivos, ya que para poder añadir un aditivo como condición necesaria es que no deben modificar las características organolépticas del producto en que se añadan. El método de conservación elegido nos debe asegurar la higiene del producto (es decir, las alteraciones han de ser mínimas).

Los conservantes se usan principalmente para producir alimentos más seguros para el consumidor, previniendo la acción de agentes biológicos. Para el consumidor, la mayor amenaza procede del deterioro o incluso toxicidad de los alimentos, debido a la acción nociva de microorganismos en su interior (por ejemplo, bacterias, levaduras o moho). Además de las implicaciones económicas evidentes es importante resaltar que los alimentos alterados pueden resultar muy perjudiciales para la salud del consumidor. La toxina botulínica, producida por la bacteria Clostridium botulinum en las conservas mal esterilizadas, embutidos y en otros productos, es una de las substancias más venenosas que se conocen. Las aflatoxinas, producidas por el crecimiento de ciertos mohos, son potentes agentes cancerígenos.

Los conservantes se pueden emplear tanto en un producto fresco, en una materia prima o en un producto elaborado.

Elegir el aditivo o conservante adecuado depende de tres factores:

  • Las características fisicoquímicas del producto a conservar
  • El pH del medio
  • La actividad del agua.

En Flavorix les ofrecemos varios tipos de conservantes, clasificados en tres grupos:

Nuestro equipo técnico le asesora sobre el conservante más idóneo para sus productos.

Para información o consulta sobre otros productos conservantes Contacte  con nuestro Departamento Comercial.